Familia Arriagada

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

 

2006
Familia Anfitriona
Nuestra experiencia ha sido maravillosa, inigualable y en la medida que podamos hacerlo, enviaremos por YFU a nuestra hija Francisca, en unos 4 o 5 años más, así como nos asiste la voluntad de recibir futuros alumnos en nuestro hogar.

Nuestra familia está formada por ex-estudiantes de intercambio: Paulina (mamá) estuvo 6 meses en Alemania en el año 1982, becada por una fundación y Juan Carlos (papá), 3 meses en Ripley, Ohio en 1979.

Ahora, nuestra propia familia, se hace parte de esta oportunidad y experiencia maravillosa que es el intercambio cultural – estudiantil. El año 2006, viajó por YFU nuestro hijo mayor Juan Carlos al pueblo de North East, con la familia Hopkins, en el estado de Pennsylvania, por 6 meses. Posteriormente, recibimos a Linus Kleinlosen, procedente de Husum – Nordfriesland, Alemania, quién compartió con nosotros 1 año. El próximo 14 de Enero del 2009, estamos enviamos a nuestro 2º hijo, Sebastián, de intercambio a USA, no sabemos aún a qué lugar, pero confiamos plenamente en la rigurosidad del proceso de selección de YFU, para que se repita la excelente y provechosa experiencia pasada.

Vivir un intercambio marca la vida, nos marcó a nosotros, y nos permite ver, como padres, un horizonte potencial mucho más amplio para nuestros hijos, permite soltar las amarras, darle herramientas a los hijos para enfrentar la vida y su viaje de intercambio funciona como un pequeño ensayo en el cual los hijos se independizan por un tiempo y aprender a manejar su vida, a administrar su tiempo, su dinero, sus amistades, sus estudios y a compartir con una familia generosa que los hospeda.

El intercambio es una hermosa oportunidad para ser embajadores de Chile en el extranjero, una oportunidad de traer y conocer costumbres y visiones de la humanidad de otra parte del planeta.

Nuestro hijo volvió más maduro, independiente, seguro de sí mismo, hablando perfectamente inglés y con una visión de mundo, de potenciales oportunidades y de vida que no es posible incorporar salvo viviendo esta maravillosa experiencia.

Nuestro hijo alemán difícilmente olvidará su estadía en Chile. Tan cierto es esto, que luego de 1 año y medio que regresó a Alemania a terminar sus estudios, regresa a Chile en unos pocos días para visitarnos y compartir un breve tiempo con sus amistades del colegio. (Ciertamente lo pasó muy bien mientras estuvo en Santiago)

Nuestra experiencia ha sido maravillosa, inigualable y en la medida que podamos  hacerlo, enviaremos por YFU a nuestra hija Francisca, en unos 4 o 5 años más, así como nos asiste la voluntad de recibir futuros alumnos en nuestro hogar.

papá), 3 meses en Ripley, Ohio en 1979.

Ahora, nuestra propia familia, se hace parte de esta oportunidad y experiencia maravillosa que es el intercambio cultural – estudiantil. El año 2006, viajó por YFU nuestro hijo mayor Juan Carlos al pueblo de North East, con la familia Hopkins, en el estado de Pennsylvania, por 6 meses. Posteriormente, recibimos a Linus Kleinlosen, procedente de Husum – Nordfriesland, Alemania, quién compartió con nosotros 1 año. El próximo 14 de Enero del 2009, estamos enviamos a nuestro 2º hijo, Sebastián, de intercambio a USA, no sabemos aún a qué lugar, pero confiamos plenamente en la rigurosidad del proceso de selección de YFU, para que se repita la excelente y provechosa experiencia pasada.

Vivir un intercambio marca la vida, nos marcó a nosotros, y nos permite ver, como padres, un horizonte potencial mucho más amplio para nuestros hijos, permite soltar las amarras, darle herramientas a los hijos para enfrentar la vida y su viaje de intercambio funciona como un pequeño ensayo en el cual los hijos se independizan por un tiempo y aprender a manejar su vida, a administrar su tiempo, su dinero, sus amistades, sus estudios y a compartir con una familia generosa que los hospeda.

El intercambio es una hermosa oportunidad para ser embajadores de Chile en el extranjero, una oportunidad de traer y conocer costumbres y visiones de la humanidad de otra parte del planeta.

Nuestro hijo volvió más maduro, independiente, seguro de sí mismo, hablando perfectamente inglés y con una visión de mundo, de potenciales oportunidades y de vida que no es posible incorporar salvo viviendo esta maravillosa experiencia.

Nuestro hijo alemán difícilmente olvidará su estadía en Chile. Tan cierto es esto, que luego de 1 año y medio que regresó a Alemania a terminar sus estudios, regresa a Chile en unos pocos días para visitarnos y compartir un breve tiempo con sus amistades del colegio. (Ciertamente lo pasó muy bien mientras estuvo en Santiago)

Nuestra experiencia ha sido maravillosa, inigualable y en la medida que podamos  hacerlo, enviaremos por YFU a nuestra hija Francisca, en unos 4 o 5 años más, así como nos asiste la voluntad de recibir futuros alumnos en nuestro hogar.

Explorar más

NEWSLETTER SEPTIEMBRE – 2022 YFU CHILE

Conoce más sobre Camila Conoce más sobre Christian Compartir Share on facebook Share on linkedin Share on twitter Share on email Explorar más

Pasantes internacionales

Estos últimos meses hemos tenido la alegría de recibir a pasantes internacionales, especialmente gracias al trabajo y gestión de la Coordinación de Voluntariado. Agosto, en