YFUers en tiempos de pandemia-Hugo Rojas

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Tuvimos el privilegio de entrevistar a un querido ex alumno, voluntario, socio y miembro del Directorio de YFU Chile, su nombre es Hugo Rojas Corral.  Hugo es un destacado profesor universitario e investigador del área de las ciencias sociales y los derechos humanos. Este gran amante de la lectura y autor de varios libros y publicaciones nos cuenta sobre cómo ha tenido que  reinventar su forma de hacer clases y el gran impacto que tuvo el intercambio en su vida.

¿En qué año y a qué país viajaste de intercambio?

Fui alumno de intercambio en Ohio, Estados Unidos, desde agosto de 1988 a julio de 1989. Hasta el día de hoy mantengo fuertes lazos de amistad con mi familia anfitriona y con compañeros de colegio, de quienes sólo tengo palabras de agradecimiento por haberme acogido con tanto cariño.

¿Cuéntanos un poco de tu intercambio, cuáles fueron los aprendizajes más importantes, cómo recuerdas esta experiencia?

La experiencia de un año de intercambio estudiantil influyó decisiva y positivamente en mi vida. A pesar de mi juventud, ese año reflexioné mucho sobre el impacto de las estructuras sociales en la vida de las personas, revisé mis intereses y corregí mis prioridades, y traté de aprender lo más que pude de la cultura estadounidense, y en especial del funcionamiento del sistema democrático y sobre desarrollo económico. También expandí el horizonte de mis metas y desde entonces he aprendido a valorar la creatividad y la diversidad cultural.

¿Cómo crees que haber vivido el intercambio te convirtió en la persona y el profesional que eres hoy?

Si tuviera que explicar los rasgos que me caracterizan como persona, no podría dejar de mencionar mi experiencia de intercambio en el colegio. Las conversaciones que sostuve con mi familia anfitriona y mis amistades durante el intercambio me han servido hasta el día de hoy. El intercambio tuvo un fuerte impacto en mi desarrollo, en las dimensiones social, afectiva, moral y cognitiva. Por eso siempre recomiendo a los jóvenes a animarse a realizar un intercambio estudiantil.

¿Cómo ha impactado la pandemia en tu vida personal y en tu trabajo?

El intercambio a uno le permite enfrentar de mejor manera las adversidades y adaptarse a contextos inciertos. Lamentablemente algunos de mis familiares cercanos han estado enfermos en el último tiempo. El cambio más grande en mi vida laboral ha sido el giro hacia las actividades docentes y de investigación hacia modalidades exclusiva o preferentemente online. Las reuniones a través de Zoom nos tienen a todos bastante agotados y sabemos que los objetivos de aprendizaje son menores a los que se alcanzarían si estuviéramos en modalidad híbrida o presencial. Pero es mejor focalizarse en lo que uno puede hacer y en las variables que sí es posible controlar. Por eso he destinado el tiempo de pandemia a estar con mi familia, a interactuar a través de Zoom y a trabajar en mis investigaciones. Me complace decir que este año publicaré varios libros y documentos. También estos meses de encierro me han permitido desarrollar nuevos proyectos. He estado muy atento al funcionamiento de la oficina de YFU Chile y estoy muy contento por las mejoras y avances que el staff ha generado y que nos han permitido enfrentar la pandemia de la mejor manera posible. Me alegra saber que en YFU Chile se está trabajando muy bien y que la red de apoyo de representantes de zona y voluntarias y voluntarios en todo el país se ha mantenido muy fuerte.

¿Crees que tu intercambio YFU te preparó de algún modo para sobrellevar la pandemia?

La experiencia de intercambio me ayudó a ser más flexible, creativo y a desarrollar habilidades para adaptarme con más facilidad a contextos nuevos, inciertos o cambiantes. El intercambio a uno lo obliga a salir de su zona de confort y atreverse a explorar y conocer culturas diferentes a la chilena. Quienes han realizado experiencias de intercambio suelen ser personas más empáticas y colaboradoras, respetuosas y atentas a las necesidades de los demás. En estos momentos en que necesitamos de altos niveles de colaboración social y también apoyarnos los unos a los otros en tiempos difíciles, quienes hemos tenido el privilegio de haber sido alumnos de intercambio sabemos que debemos poner nuestros talentos y energías al servicio de quienes más lo necesitan. Ojalá cada uno de nosotros pueda explorar nuevas alternativas para seguir ayudando a quienes están más afligidos o en soledad.

Nuestro país está pasando por momentos complejos en que se combinan la pandemia global, el estallido social, dificultades económicas y un proceso de debate constitucional en ciernes. Al igual que en el caso de cada individuo, la sociedad chilena también debe enfrentar con madurez y prudencia tiempos en que requerimos de certezas y tranquilidad para llevar a cabo nuestros proyectos de vida. En mi caso, seguiré tratando de contribuir con mucha humildad desde la academia al fortalecimiento de la democracia, la vigencia del estado de derecho y el respeto de los derechos fundamentales. Confío en el liderazgo que pueden ejercer quienes han sido estudiantes de intercambio, pues en estos momentos turbulentos sus aportes son imprescindibles para el presente y futuro de la sociedad chilena.

Explorar más

Nuevas Alianzas con Good Neighbors y CISV Chile

Seguimos trabajando con gran entusiasmo en generar alianzas con organizaciones que compartan los valores de Youth for Understanding. Este mes concretamos un acuerdo de colaboración