YFUers en tiempos de pandemia- Jorge Loyola

Compartir

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Desde Londres, UK, Jorge Loyola, sociólogo e ingeniero comercial de la Pontificia Universidad Católica de Chile, exalumno de intercambio YFU en Alemania y voluntario, nos contó de su experiencia, de la importancia que el intercambio tuvo en él y de los desafíos que ha podido superar. 

 

¿En qué año y a qué país viajaste de intercambio?

Rondaba el año 2007 cuando recibí una llamada que cambiaría mi vida para siempre. Me había adjudicado una de las cuatro becas Eric Simon para Latinoamérica, la cual me permitió vivir un año en Köln, Alemania.  Lo que para un adolescente de clase media de las afueras de Santiago, significaba la única oportunidad de poder vivir una experiencia como el intercambio.  

La ciudad donde viví, Köln, es una de las principales ciudades del estado de Nordrhein Westfalen que limita con Bélgica y Países Bajos. Aún recuerdo con gracia la primera vez que escuche «vamos a ir a comprar verduras a Bélgica», Europa es muy compacta.

 

Cuéntanos un poco de tu intercambio, ¿Cuáles fueron los aprendizajes más importantes?, ¿Cómo recuerdas esta experiencia?

Si retrocedo 10 años (o un poco más para ser sinceros) ,al 2007, una sonrisa siempre aparece en mi rostro. Mi vida ha tenido tres puntos de inflexión; el primero de ellos es y será haber sido un estudiante de intercambio. 

Hay dos frases que cuando las escuché decidí adoptarlas en mi repertorio y que sintetizan muy bien los aprendizajes durante el tiempo que fui estudiante de intercambio. La primera es: «el intercambio no es un año de tu vida, es una vida en un año». Y la segunda, que hasta el día de hoy me la sigo repitiendo es » no hay culturas mejores o peores, solo son distintas». 

Si tuviera que compartir alguna anécdota o experiencia, creo que sería la noche de navidad. Cuando, habiendo abierto todos los regalos, y yo no habiendo recibido ninguno, mi familia anfitriona me da un sobre con letras dentro para armar el nombre del regalo. Luego –  de varios intentos- di con el nombre: se habían organizado con amigos y me regalaron tickets para  el viaje de ski a Austria que el colegio estaba organizando. Viaje que de otra forma, no hubiese podido costear. Fue la primera vez que conocí la nieve y aprendí a esquiar. 

 

¿Cómo crees que haber vivido el intercambio te convirtió en la persona y el profesional que eres hoy?

El intercambio me dió un set de herramientas que he podido utilizar hasta el día de hoy.

Con 16 años, viajé por primera vez fuera de Chile, a un país del cual no hablaba el idioma y con un inglés folclórico. Luego, a los 22 por YFU viví un par meses en República Checa haciendo una pasantía universitaria y actualmente (omitamos la edad) , dado mi trabajo, me mude a  Reino Unido. 

El intercambio fue – cual alegoría platónica de la caverna-  un proceso de maduración epistemológica. 

Las lecciones que aprendí durante el intercambio fueron vitales para convertirme en la persona y profesional que soy. Por un lado, adquirí dos idiomas (inglés y alemán), que hasta hoy hablo fluido. Por otro, me ayudó a ser humilde. A darme cuenta que uno es solo una pequeña pieza en un tablero enorme y que todas las opiniones son igual de importantes, por más contrarias a las tuyas. Me di cuenta de lo importante que son las diferencias entre las personas, y de las múltiples opciones de elaborar puentes entre estas, sociedades y países. 

Finalmente, el intercambio fue el primer paso para empezar a superar el síndrome del impostor y el empujón final para poder asumirme orgulloso como miembro de la comunidad LGBTI+. 

 

¿Cómo ha impactado la pandemia en tu vida personal?

Soy consciente de mi privilegio y de lo afortunado que soy.  En la pandemia, tuve un ascenso laboral importante, me entrego momentos únicos con mi familia (ya que pase la pandemia con ellos), me permitió terminar una maestría que estaba «pateando»   y fortaleció la relación con mis amigos. 

Creo soy una de las pocas personas en que la pandemia, trajo en términos generales oportunidades de crecimiento y desarrollo. 

 

¿Crees que tu intercambio con YFU te preparó de algún modo para sobrellevar la pandemia?

¡Totalmente!- el hecho de cambiar el ambiente en el que vives te hace ser una persona más flexible, adaptable y resiliente.

El intercambio me enseñó a mirar las cosas desde el lado positivo en vez de caer en el pesimismo. 

Cuando en mi año de intercambio me enfrente a problemas – que claro que los hubo, pero ahora ni los recuerdo- siempre pensaba en que tenían una fecha de vencimiento y que en unos meses iba a volver a Chile. Ergo, en la pandemia, siempre decía, luego el mundo volverá a abrirse;  por lo tanto la pandemia es un break en mi vida.

Explorar más

NEWSLETTER SEPTIEMBRE – 2022 YFU CHILE

Conoce más sobre Camila Conoce más sobre Christian Compartir Share on facebook Share on linkedin Share on twitter Share on email Explorar más

Pasantes internacionales

Estos últimos meses hemos tenido la alegría de recibir a pasantes internacionales, especialmente gracias al trabajo y gestión de la Coordinación de Voluntariado. Agosto, en